Reforma y ampliación Hospital de Albacete

2011

Reforma y ampliación Hospital de Albacete
Estudio

AyE Partners | 2020

El proyecto consiste esencialmente en ordenar y redimensionar definitivamente las áreas de diagnóstico y tratamiento además de separar de la hospitalización el área materno-infantil aumentando el número de camas totales de 530 a 745 y separar en un edificio independiente las áreas de salud mental en la parcela ocupada por el actual C.A.S. Todo ello supondrá aumentar un tercio la superficie actual de 60.000 m2, de los cuales se reformarán 20.000 m2.

La estrategia a seguir pasa por completar la parcela disponible prolongando el zócalo actual hasta el límite de la calle para organizar en las dos primeras plantas las consultas externas correctamente ordenadas y dimensionadas, en parte ampliadas y remodelando las existentes, y en la planta superior el bloque quirúrgico, que crece a partir del actual, conectado con los núcleos verticales de los dos bloques de hospitalización.

Sobre el zócalo se levanta el nuevo bloque de hospitalización materno-infantil en paralelo al actual que se remodela í́ntegramente y al que se le añade la plataforma del helipuerto.

En el frente de este zócalo se organizan los accesos peatonales de forma longitudinal a través de una marquesina continua a la que se accede por una calle rodada interior paralela a la avenida separada de esta por un colchón verde en la cubierta del aparcamiento subterráneo que sustituye al actual en superficie, de forma que el hospital se abre a la avenida, ahora convertida en bulevar, integrándose a la ciudad como edificio publico de máxima relevancia.

Toda la ampliación se plantea a partir de un sistema constructivo similar al existente, con una conformación exterior que potencie la masa de ladrillo caravista caracterí́stico del edificio, igualando el tono de todo el ladrillo con una pintura impermeable, con la apariencia del clínker que aporta densidad cromática al conjunto. Los nuevos volúmenes emergen sobre el zócalo como contrapunto con una piel liviana de vidrio y aluminio, piel que se extiende como protección térmica a lo largo de las aperturas longitudinales enrasada con el ladrillo para conseguir una lectura continua de los planos de fachada.