Arquitectura

Arquitectura con criterio. Polideportivo y ordenación interior de manzana en el Turó de la Peira

La sostenibilidad en todos los ámbitos es el eje vertebrador de este proyecto del estudio Arquitectura Anna Noguera, que tiene como objetivo revitalizar social y ambientalmente la zona, optimizando el espacio y regenerando el entorno desde el respeto al medio ambiente

Arquitectura con criterio. Polideportivo y ordenación interior de manzana en el Turó de la PeiraArquitectura con criterio. Polideportivo y ordenación interior de manzana en el Turó de la Peira

Share This

  • linkedin
  • google+

La sostenibilidad en todos los ámbitos es el eje vertebrador de este proyecto del estudio Arquitectura Anna Noguera, que tiene como objetivo revitalizar social y ambientalmente la zona, optimizando el espacio y regenerando el entorno desde el respeto al medio ambiente

Se puede decir que este proyecto respira sostenibilidad desde todas las facetas de su concepción, y que esa sostenibilidad es el hilo conductor desde la elaboración del programa de necesidades hasta la forma en la que se ha visto la utilización de estos espacios.

Polideportivo Turó - Anna Noguera - Estado inicial
La actuación nace de la necesidad de regenerar un área desestructurada en el Turó de la Peira, ubicándose en una parcela que se había convertido en un conjunto de espacios residuales entre los bloques de viviendas existentes, con espacios en desnivel de difícil acceso y poca calidad ambiental. Por ello, en 2014 el Ayuntamiento de Barcelona convocó un concurso de ideas para la ordenación paisajística del interior de la manzana, proponiendo equipamientos deportivos de pista polideportiva y piscina interior climatizada.

Polideportivo Turó - Anna Noguera - Edificio y jardín
El estudio de Anna Noguera realiza una propuesta integral a nivel urbanístico, buscando una optimización del espacio mediante la unión de los dos equipamientos deportivos en un solo edificio, liberando de este modo más espacio libre para poder crear un gran jardín que articule tanto el edificio como el resto del entorno. El objetivo principal de la operación es transformar el área de un espacio residual a un punto de reunión social con espacios de calidad, tanto en el equipamiento como al aire libre.

Polideportivo Turó - Anna Noguera - Esquema actuación
El edificio se sitúa en un plano intermedio de la manzana, al final de la zona verde, con acceso desde la calle por uno de sus frentes, y ofreciendo dos de sus fachadas al espacio ajardinado interior. Se coloca semiempotrado en el terreno para adaptarse a la topografía y ofrecer acceso desde los diferentes niveles de la calle y el interior de manzana. En él, se superponen los dos grandes equipamientos, situándose la piscina climatizada en la parte inferior y la pista polideportiva en la parte superior, en la que además pueden realizarse otro tipo de eventos. La planta a nivel de calle-entreplanta permite la relación visual de los visitantes sobre la piscina, y aúna los servicios, vestuarios y recepción. Una rampa semiexterior conecta directamente la calle con la pista polideportiva.
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Planta
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Sección
A nivel formal y estético, se ha buscado integrar el edificio en la zona verde y en el concepto de proyecto, situándolo al final del recorrido, y otorgándole un carácter muy verde y vegetal a las dos fachadas que vuelcan sobre el espacio ajardinado. Esto se ha conseguido creando una galería que atraviesa estas fachadas, con una vegetación que se dobla y trepa por la galería dejando una grieta que marca al usuario la entrada a la piscina. Con este diálogo verde entre espacio libre y edificio se busca generar un espacio de calidad ambiental y de reunión vecinal. Por otra parte, la fachada que recae a la calle tiene un tratamiento más cerrado y discreto, propio de un frente urbano, señalizando que el edificio se orienta claramente al interior de manzana.
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Galería vegetal
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Fachada calle
Además de las estrategias comentadas a nivel de sostenibilidad social, el proyecto ha pretendido seguir criterios de sostenibilidad material, energética y ambiental en todos sus frentes. El edificio se considera arquitectura pasiva, consiguiendo un nivel energético muy eficiente que le ha permitido obtener la calificación LEED platinum. El volumen es compacto y parcialmente empotrado en el terreno, para aprovechar la inercia térmica de este y minimizar la superficie de fachada, y por tanto de pérdidas térmicas.
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Pista deportiva y estructura
La estructura se ha realizado en su totalidad mediante un sistema prefabricado de madera laminada, considerado con nulo impacto ambiental al no tener huella ecológica. Además, también tiene un buen comportamiento mecánico y se adaptaba al ambiente húmedo de la piscina. También el acondicionamiento climático de la pista se ha realizado exclusivamente en madera natural. La climatización de la piscina y la generación de agua caliente se realizan mediante aerotermia, un sistema muy eficiente que aprovecha la producción de electricidad de los más de mil metros de placas fotovoltaicas que contiene el edificio en cubierta.
Polideportivo Turó - Anna Noguera - Malla acero con vegetación

El edificio cuenta además con sensores y sistemas de control que optimizan el consumo de todas las instalaciones. Las fachadas cuentan con 24 lucernarios motorizados mediante un sistema con sensores de temperatura, humedad, CO2 y lluvia, que optimiza la ventilación, iluminación y riego de las plantas trepadoras en función del momento del día o la climatología.

Por otra parte, la propia vegetación de las tres fachadas interiores regula y filtra la luz de forma natural. Se compone de jardineras lineales y una malla de acero electrosoldada que cierra los planos de fachada y sirve de soporte para las plantas trepadoras. Por tanto, estas galerías vegetales se convierten en un espacio fresco y bioclimático en el que se perciben los cambios de estación. Para mantener la sostenibilidad, el sistema vegetal es hidropónico, un sistema que no requiere de grandes pesos al ser su sustrato ligero y duradero, con un uso del agua muy optimizado. Además, el agua de riego se obtiene de un depósito de aguas pluviales ubicado en el sótano, previo reciclaje. El jardín del espacio de interior de manzana, se genera sobre superficies permeables y desniveles que drenan y recogen el agua de lluvia para su utilización.

Polideportivo Turó - Anna Noguera - Vista nocturna

En definitiva, este proyecto es fruto de una arquitectura de criterio concebida desde el respeto por el medio ambiente, la optimización de materiales, energía y procesos, y desde el objetivo de crear entornos agradables y en relación con el ser humano y la naturaleza.

 

 


INFORMACIÓN DEL PROYECTO

Ubicación: Carrer Sant Iscle, 50-54, Barcelona
Superficie construida: 4.430 m² edificación + 3.952 m² urbanización
Fecha de finalización: 2018

Arquitectura Anna Noguera

Fotografías de Enrich Duch

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.