Actualidad

Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

La revolución en la construcción ha llegado con las casas Binishell, viviendas de hormigón que se inflan y prometen reducir el consumo energético en un 87%. A pesar de los constantes avances tecnológicos y la incorporación de materiales innovadores en la industria de la construcción, el hormigón sigue siendo un componente fundamental en los proyectos edificatorios en España. No obstante, Binishell introduce un enfoque verdaderamente innovador al permitir la construcción de casas en tan solo un tercio del tiempo requerido por las construcciones convencionales

Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflablesBinishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

Share This

  • linkedin
  • google+

La revolución en la construcción ha llegado con las casas Binishell, viviendas de hormigón que se inflan y prometen reducir el consumo energético en un 87%. A pesar de los constantes avances tecnológicos y la incorporación de materiales innovadores en la industria de la construcción, el hormigón sigue siendo un componente fundamental en los proyectos edificatorios en España. No obstante, Binishell introduce un enfoque verdaderamente innovador al permitir la construcción de casas en tan solo un tercio del tiempo requerido por las construcciones convencionales

En 1964, el arquitecto y diseñador industrial Dante Bini tuvo una extravagante idea que consistía en inflar la estructura de un edificio antes de comenzar a construirlo, fue así como surgió la técnica Binishell, La palabra combina el apellido de su creador "Bini" y la palabra "shell" que significa caparazón, una construcción caracterizada por ser una estructura con forma de caparazón, de hormigón delgado reforzado que se levanta y moldea mediante la presión del aire, es decir, el edificio se infla para después ser fortificado.

Nicolò Bino, hijo del creador del sistema, nos explica la técnica, la cual ha sido mejorada para ser más ecológica. En primer lugar se preparan los cimientos y sobre ellos se coloca una membrana hinchable también llamada “neumoformo”, que se infla para dar forma a la futura estructura abovedada. La pieza es un enorme globo fijado al suelo que funciona como molde capaz de soportar peso, después es reforzado mediante barras de acero y finalmente es rociado con hormigón proyectado, dejándolo secar al aire libre. Al finalizar el proceso se puede retirar el “neumoformo” y queda una estructura sólida, firme y esférica.

En cuanto a la composición del hormigón, la empresa no ha desvelado todos los componentes, pero se conoce que el material esta hecho a base de cenizas volantes y residuos industriales bajos en carbono, por lo que es respetuoso con el medio ambiente.

En términos de costos, la empresa asegura que su método ofrece un considerable ahorro en la factura de la envolvente exterior del edificio. Afirmando que podría costar aproximadamente la mitad de lo que requeriría una estructura tradicional de dimensiones comparables. Además, el proceso de construcción se reduce drásticamente en duración, y el impacto medioambiental a lo largo del ciclo de vida del edificio se ve reducido, ocupando entre la mitad y un tercio del espacio en comparación con métodos convencionales.

 

La elección de utilizar el revolucionario método Binishell se fundamenta en las ventajas que supone. Esta técnica ofrece beneficios clave en cinco áreas fundamentales: medio ambiente y seguridad, costos, plazos de construcción y flexibilidad. Entre estas ventajas, destaca la eficiencia energética como uno de los aspectos más notables.

Binishell sostiene que, al crear una única pieza para la envolvente del edificio, se eliminan por completo los "puentes térmicos". Esta característica distintiva de los Binishells no solo promueve un ambiente interior más confortable, sino que también reduce significativamente el gasto energético, respaldando así la sostenibilidad y la eficiencia en el uso de recursos. Las mejoras en el sistema original incluyen una mayor flexibilidad arquitectónica, cumplimiento de códigos de construcción internacionales, simplificación del proceso de construcción e integración de las últimas tecnologías de materiales y calefacción/refrigeración pasiva. Se promociona como una tecnología de construcción sostenible, ya que se dice que tiene un tercio del impacto ambiental a lo largo de su vida útil.

Los usos de las Binishells van desde escuelas, viviendas, aldeas turísticas, arenas deportivas, almacenamiento, silos y discotecas. Un ejemplo de una Binishell se inauguró en 1978 como una sala deportiva para el Malvern Girls College. Esta Binishell tenía un diámetro de 36 metros.

Más tarde, Bini diseñó una versión más pequeña de la Binishell, conocida como Minishell, como una estructura de concha de bajo costo de 8 metros por 8 metros. En 1971, se construyeron varias Binishells en Australia como parte de una iniciativa gubernamental que requería un sistema de construcción rápida para centros multiusos.


vista exterior de la entrada al complejo Binishell de la Escuela Pública de Killaney Heights

Bini también completó la construcción de una aldea turística en Cairns, Australia, utilizando Minishells en 1980.

La empresa encargada de comercializar el método afirma haber desarrollado al menos cuatro sistemas, con tecnologías muy similares pero diseñados para proyectos diferentes.

SISTEMA A

El Sistema A de Binishells se caracteriza por ser una tecnología flexible en cuanto al diseño se refiere, diseñada para proyectos de alta gama en viviendas, hospitalidad e infraestructura. Este sistema se distingue por su enfoque en la baja presión de aire, lo que le permite mantener el encofrado necesario y todos los elementos estructurales requeridos para edificaciones de formas curvilíneas, las cuales se desarrollan intrínsecamente durante el proceso de construcción.

Sus mayores ventajas son la mayor resistencia estructural, la velocidad de construcción, la reducción de costos y la eficiencia en la creación de envolventes sin puentes térmicos. Estas ventajas técnicas son respaldadas por un componente estético y escultural que ha logrado ganarse el reconocimiento de expertos en arquitectura y diseño y ha facilitado la obtención de permisos de construcción en plazos récord.

SISTEMA B

El Sistema B es la solución más ecológica. En tres tamaños: 10 metros, 12 metros y 15 metros, que son aproximadamente 80 m², 125 m² y 260m² respectivamente. Este sistema viene con aberturas preingenierizadas y la capacidad de reutilizar el encofrado neumático hasta 50 veces, lo que minimiza costos y desperdicio. Además, la cúpula se puede cubrir con un techo vegetal o puede estar parcialmente enterrada en la tierra.

Teniendo en cuenta que la construcción verde pronto representará un poco más de la mitad del valor de mercado de los nuevos proyectos de viviendas unifamiliares en los Estados Unidos, la capacidad de escalabilidad del Sistema B, junto con la posibilidad de proporcionar viviendas ecológicas a precios que de otro modo serían poco rentables, abre el mercado de las comunidades ecológicas a desarrolladores y compradores de viviendas que buscan alinearse con esta importante demanda del mercado.

SISTEMA D

La solución Binishell solución para edificios de varios pisos. El Sistema D se puede construir en una variedad de tamaños en los que el encofrado neumático se puede reutilizar hasta 50 veces. Cuanto más grande sea el edificio, mayor será el número de pisos que es posible construir. Las variaciones en el Sistema D también permiten comunidades flotantes que pueden tener un Impacto Neto Cero en el medio ambiente.

Este sistema aborda de manera efectiva la creciente necesidad de desarrollos que reduzcan los costos de construcción y minimicen las huellas. Una solución rentable y ambiental para construir de manera rápida y eficiente en diversas escalas.

SISTEMA E

El Sistema E de Binishells es el primero en simplificar aún más el proceso de construcción utilizando fuerzas de tensión en lugar de presión de aire. La solución más económica y flexible y puede diseñarse para cumplir con las leyes de Unidades de Vivienda Accesoria (ADU) de California. El Sistema E se puede construir en una variedad de tipologías, desde casas pequeñas de 38 m² hasta más edificios de dos pisos de 200 m². Este sistema consta de una bóveda en forma de silla de montar con doble curvatura y es altamente flexible en cuanto a costo y tamaño. Ya que este sistema no requiere presión de aire ni membranas de tela, la tecnología se puede aplicar a una variedad casi infinita de usos, incluso en ubicaciones remotas.

Insertar comentario
4 Comentarios
Imagen de aguevara
Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

Binishell, el innovador proceso constructivo de casa de hormigón inflables

Imagen de Anónimo
Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

Tienes lista de precios o información con modelos

Imagen de jvillares
Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

#3 Hola Tommy, gracias por tu comentario. Te recomendamos te pongas en contacto con la empresa para que te pueda dar la información.

Tienes lista de precios o información con modelos

Imagen de Anónimo
Binishell: el innovador proceso de construcción de casas de hormigón inflables

Es curioso, todos dicen prácticamente lo mismo, es como si hubiesen hecho un copio y pego , pero nadie habla del precio x m2 que resulta hacer estas estructuras.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.