Entrevistas exclusivas Arquitectura y Empresa: Martín & Martín Arquitectos

Entrevistamos a Eduardo Martín, socio fundador de Martín & Martín Arquitectos y profesor de proyectos de la E.T.S.A de Granada, a raíz de la vivienda Loé emocional, repasando su obra y su visión de la actualidad

Entrevistas exclusivas Arquitectura y Empresa: Martín & Martín ArquitectosEntrevistas exclusivas Arquitectura y Empresa: Martín & Martín Arquitectos

Share This

  • linkedin
  • google+

Entrevistamos a Eduardo Martín, socio fundador de Martín & Martín Arquitectos y profesor de proyectos de la E.T.S.A de Granada, a raíz de la vivienda Loé emocional, repasando su obra y su visión de la actualidad

Recientemente se publicaba en Arquitectura y Empresa, así como en numerosos medios, la vivienda Loé emocional, fruto de la cual surge esta entrevista. ¿Cómo surge el proyecto y sus sucesivas ampliaciones? ¿Tenéis pensado alguna ampliación más o se da por cerrado el proyecto? ¿Hay alguna intrahistoria relevante que ayude a comprender mejor el conjunto?

Se está barajando una nueva ampliación, el diseño de un pequeño gimnasio, mas creo ya no es muy conveniente ampliar mucho mas esta casa, pues parte esencialmente del respeto por el espacio exterior, el jardín, la relación con la naturaleza… Existe una posible ampliación a mi juicio muy interesante y blanda, colocar en la cubierta del pabellón destinado al salón sólo bajo la sombra del nogal (3x3m). una tarima de madera (el nogal por su escala supera la altura del edificio), creando un lugar de estancia, abierto, de sombra en verano y de soleamiento en invierno y especialmente permite contemplar la única vista que se echa de menos en el edificio, la de Sierra Nevada. Al ser la Vega un espacio de extensión horizontal, esta pequeña concesión a la altura permite ver uno de los iconos esenciales de la ciudad, su Sierra. Qué bonito sería después de una gran nevada asomarse a la cubierta y encontrarte la nieve, casi tocarla. Y en verano, una tarde de lectura bajo la sombra del nogal, que maravilla.


Vivienda ‘’Loé emocional’’ vista exterior del pabellón de salón. Fotografía de Javier Callejas.

Al margen de este maravilloso proyecto, ¿De qué otros proyectos te sientes especialmente orgulloso?

Bueno, el estudio tiene tiempo, lo comenzamos mi hermano Luis Javier y yo, tuvimos un socio en los primeros años, Raúl Ruiz, y van entrando en él las nuevas generaciones, nuestros hijos, y eso está influyendo de un modo muy positivo. La vivienda Loé emocional es un trabajo de mi hija Olympia y yo, partiendo de un proyecto originario nacido en el estudio que he compartido con mi hermano, el primer pabellón, que supuso la Transformación de un Cobertizo en Vivienda.


Imágenes del centro de salud del Albaycin

Proyectos y obras premiadas tenemos bastantes, desde los primeros, como los Centros de Salud, destacando el del Albaycín realizado por nuestro estudio junto al arquitecto Rafael Soler y que fue premio a la mejor obra construida en Andalucía y Nominado al Premio Internacional Aga Khan.


Imágenes de las 25 VPO en Motril

Las 25 viviendas de Protección Oficial en Motril, seleccionada en la Guía de Arquitectura de España 1920/2000, en la Muestra de Diez años de Arquitectura Española y nominada para los premios AVS (asociación española de gestores públicos de vivienda).


Imágenes de los Cármenes en el Bosque de la Alhambra

Los Cármenes en la Alhambra, seleccionada para el programa Caleidoscopio (arquitectura joven en Andalucía), en la Muestra de Diez años de Arquitectura Española y está seleccionada en el Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Actualmente, una de las viviendas, es nuestro nuevo estudio de arquitectura. No sé, quedan muchos proyectos sin mencionar, todo esto el estudio se lo debe al amor a la profesión.


El Pabellón Universitario de Cartuja de Granada, finalista en la Quinta Bienal de Arquitectura Española y seleccionada en la Guía de Arquitectura de Andalucía.

No obstante, hasta los grandes arquitectos presentan grandes proyectos a concursos que por desgracia no se construyen. Me viene a la cabeza el proyecto de OMA para el concurso de la biblioteca de París, el cual me fascinó por la innovadora aproximación conceptual. ¿Hay algún concurso al que os hayáis presentado que consideres que merecía especialmente haberse construido?

 

 


Maqueta del concurso de la Escuela de Arquitectura de Granada

-El concurso de la Escuela de Arquitectura de Granada, desarrollado en dos fases. Fuimos seleccionados en la primera fase por la idea arquitectónica, para competir posteriormente con dos equipos internacionales seleccionados por curriculum. Fue una magnífica experiencia, el proyecto fue representado con una preciosa maqueta de madera maciza y con láser, realizada en el estudio de Juan de Dios Hernández y Jesús Rey. Ha sido expuesta en galerías y escuelas de arquitectura.


Maqueta para el concurso de 200 viviendas sociales en Jaén

El concurso de 200 viviendas sociales para la Empresa Pública de la Junta de Andalucía, en donde propusimos un bloque con viviendas unifamiliares apiladas. Era un proyecto radical y nos dieron una mención honorífica en el concurso (sabíamos que no lo iban a construir), mas luego el Consejo Superior del Colegio de Arquitectos de España premió el proyecto como trabajo de investigación en la categoría de Vivienda Social.


Imágenes del concurso de proyectos. Torre ecológica y Torre tecnológica, para la revista Arquine

El concurso sólo de proyectos para la revista Arquine (México), con motivo de la conmemoración del Bicentenario de su Independencia, entre profesores y estudiantes. Optamos como idea de proyecto la exhibición en torres de lo originario, su paisaje, (su arquitectura es muy valiosa, desde la prehispánica, colonial… hasta la reciente), se apostó por un objeto perpetuo. Dos plantas emblemáticas, el Cactus y la flor de Dalia, dan forma a las torres. Colaboraron los estudiantes Antonio, Manuel, Rocío, Sara, Giulia, Mariana, Ángela, Luigi y Alejandro, del curso de proyectos.


Imágenes para el concurso para viviendas sociales en el norte de Rusia

El concurso para viviendas sociales en el norte de Rusia en colaboración con los arquitectos Antonio de la Torre y Fátima Cabrera del que también nos sentimos muy orgullosos, pero el jurado decidió primar proyectos en donde el paisaje se asemejaba más a un paisaje tropical, parece que esa arquitectura poética sobre el paisaje nevado no cuajó en la mentalidad rusa que sueña con una naturaleza para su país imposible.

La situación actual de los concursos es, sin embargo, desalentadora. Parece que la mayor parte de los concursos premian principalmente ofertas económicas a la baja. ¿Qué opinas de esta situación? ¿Crees que se dará mejor servicio a la sociedad reduciendo honorarios y con proyectos más simples, o bien con honorarios más elevados pero que conlleven una mayor dedicación y calidad arquitectónica

Es desalentadora por varios motivos, uno de ellos porque premian la baja económica como comentas, en los concursos públicos en España. Unido a que el trabajo escasea, en los concursos de arquitectura intervienen muchos equipos con un grupo de personas cada uno con un fuerte trabajo en un tiempo record y cuestan dinero, inscripción, paneles, renders, maquetas… En una situación profesional donde los honorarios han bajado mucho, trabajar de esta forma produce desazón pues el encargo es solo para un equipo, el resto del trabajo no está valorado económicamente, “se tira a la basura”, es decir, es un esfuerzo casi por amor al arte, con gastos incluidos, menos para el equipo ganador, y aun así es impresionante la cantidad de estudios que se presentan a los concursos.


Concurso de la ampliación del Hospital Público Universitario de Ginebra (Hospital Pediátrico), en colaboración con la arquitecta Beatriz Sierra:). Proyecto seleccionado.

Aún recuerdo la anécdota que contaba Oiza que el concurso del Banco de Bilbao lo resolvió en un folio con un croquis y unas letras, mientras viajaba en avión a Madrid. Eso no requiere dinero ni esfuerzo extra, y debería ser suficiente para que un jurado capacitado tuviera la competencia para captar la mejor propuesta sin necesidad de acabar impresionado con renders o maquetas espectaculares.

Reducir honorarios no es bueno, la arquitectura se convierte en solo la necesidad de construir sin otros parámetros. Para que los honorarios sean rentables, no puedes diseñar, trabajar los detalles…, si emprendes ese trayecto el proyecto sale irrentable económicamente, y eso influye significativamente en la degradación de la profesión. La arquitectura se encamina hacia el reflejo de los egresados de la Facultad de Bellas Artes, buscar un trabajo fijo (si es posible profesor universitario, acaso el más apreciado) y en el tiempo extra que detentas como puedes, presentarte a concursos, (pintar cuadros, esculpir… o proyectar), si amas la profesión y te acompaña la fuerza.


Maqueta del Concurso de la ampliación del Hospital Público Universitario de Ginebra (Hospital Pediátrico), en colaboración con la arquitecta Beatriz Sierra:).Proyecto seleccionado.

Lo más preocupante ahora mismo, tanto para la sociedad como para la profesión, es sin duda la pandemia producida por el COVID-19. ¿Cuál ha sido tu sensación a lo largo de este año, como Arquitecto y como docente? ¿Crees que esta generación de jóvenes estará marcada, para bien o para mal, por esta situación? ¿Crees que implicará alguna evolución en la arquitectura, como por ejemplo se habla de la búsqueda de mayor espacio interior y exterior? Igual, como demonstración, la arquitectura de Lacaton y Vassal, premiada por el jurado del premio Pritzker.

Bueno, la arquitectura no es una ciencia exacta, va y viene con sus debates ideológicos que afectan a su expresividad, asociada a las necesidades y litigios del momento. Antes del Covid se apostaba por la ciudad compacta por ser más eficiente energéticamente, ahora parece que la baja densidad y la dispersión hacia lo rural es más sano. Todo tiene varios puntos de vista y por fortuna la vivienda sigue siendo aún una decisión personal, para quien puede. El Código Técnico en aras de la eficiencia energética nos obliga a construir edificios públicos herméticos para que no se escape nada del control climático y a veces se da la paradoja que ese edificio tiene unos balcones maravillosos que dan a parques o calles admirables, donde se sienten los placeres de todos los sentidos humanos. Ahora con ese modelo, solo se disfruta el de la vista y si tienes el cristal limpio. Ya en su momento Le Corbusier planteó el edificio cerrado acristalado con ventilación mecánica y no funciono, pues suscitaba sensación claustrofóbica en sus moradores.

El Covid ha puesto de nuevo en crisis este modelo, ahora vuelven los balcones, la pandemia ha evidenciado su necesidad. Pero en el fondo todo esto no es sino pura lógica. Cuando diseñamos una casa siempre hemos pensado en los espacios libres (balcones, terrazas, galerías, portales, patios…) de asueto, como esenciales para el hábitat, ya sean en el interior de la vivienda y/o en la calle.


La vivienda para un escritor (Carmen en la Antequeruela) finalista en la Quinta Bienal de Arquitectura Española, seleccionada en la Guía de Arquitectura de Andalucía y laureada en el premio local García de Paredes del COA de Granada.

El Prizker para Lacaton y Vassal ha sido un gran acierto, es lógico que estos premios vayan asociados a arquitectos muy talentosos y que se adaptan al espíritu, necesidades y problemáticas de cada época. No obstante, deberíamos de reseñar que antes de la crisis de 2008 en nuestro país, al menos en Andalucía, que es la zona que más conozco se estaban produciendo viviendas sociales muy económicas por el Gobierno de la Comunidad con resultados arquitectónicos francamente extraordinarios. Lo caro no tiene por qué estar asociado con la brillantez desde el punto de vista del arte y de la arquitectura.


Izquierda: Viviendas sociales en Rota. Arquitecto Vázquez Consuegra. Revista AV. Derecha: Viviendas en el Casco Antiguo de Sevilla, C/ María Coronel. Arquitectos Cruz y Ortiz.

 

Por último, No sé si estás al tanto de la problemática patrimonial que surgió en Valencia a raíz del derribo de la Escuela de Agrónomos, obra del arquitecto Moreno Barberá, incluida en el DoCoMoMo, y que, por desgracia, la lentitud en la protección del conjunto y la precipitación provocada por la pandemia, se tradujo en una pérdida patrimonial muy criticada por grandes arquitectos valencianos, así como otros tantos arquitectos a nivel nacional que se sumaron a las críticas por la actuación. Por la parte contraria, se critica que estos hayan callado durante años, mientras se redactaba el proyecto. Pero quizás lo más preocupante es la ausencia de valor que otorgan los ciudadanos y políticos a una arquitectura moderna que justifican estas acciones. ¿Crees que la población solo valora la arquitectura previa al movimiento moderno, salvándose quizás la arquitectura más contemporánea? ¿cambiará esta situación con los años? ¿Qué podemos hacer para evitar todo esto?

El desinterés por el Movimiento Moderno de la sociedad es impresionante. Yo tuve el honor de realizar la Guía de Arquitectura de Granada para la Dirección General de Arquitectura de la Junta de Andalucía y en el esfuerzo de seleccionar los edificios de más interés que quedan en pie en la ciudad primé las apuestas vanguardistas, las que iban asociadas con los experimentos, ideas, estilos asociados al tiempo en el que correspondían. Posteriormente he ido comprobando como artículos parciales sobre las arquitecturas en momentos determinados en la ciudad realizados por compañeros arquitectos (casualmente algunos publicados en revistas con índices de calidad), primaban lo contrario, eso me produce una gran desazón. Si nosotros mismos como profesión no somos capaces de valorar la arquitectura vanguardista de cada época cómo vamos a pedir que unos profanos en la materia lo hagan.


Pared decorativa realizada con vinilo que recrea un muro de ladrillo deteriorado.

Lo “antiguo vende” el mejor argumento que he escuchado al respecto es que la arquitectura refleje las capas de su historia, eso es bonito, mas existen edificios más antiguos cronológicamente que no los valoran porque no “parecen vetustos”. Se utilizan formalismos dudosos para crear ese carácter añejo que van en contra de la historia de su arquitectura, del diseño con el que concibió y de la lógica constructiva, como buscando ruinas donde no las hay. ¡Qué diferencia del concepto de ruina romántica de John Ruskin! En un caso son vestigios de una arquitectura que, sin tocarla, la naturaleza realiza la labor de apropiársela poco a poco, en el otro es sencillamente una ruina inventada. Si aceptamos esto ¿Cómo vamos a pedir a la sociedad que valore la Arquitectura de Vanguardia del Movimiento Moderno?

 

martín & martín arquitectos

Imagen de portada: Javier Callejas

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.