Interiorismo

La arquitectura de un crucero

El diseño cobra cada vez más protagonismo en este tipo de embarcaciones, en las que entretener al pasajero es el principal objetivo. Diversos despachos de arquitectura reconocidos mundialmente llevan a cabo la labor de interiorismo en estos buques

La arquitectura de un cruceroVista aérea de un crucero de Royal Caribbean.

Share This

  • linkedin
  • google+

El diseño cobra cada vez más protagonismo en este tipo de embarcaciones, en las que entretener al pasajero es el principal objetivo. Diversos despachos de arquitectura reconocidos mundialmente llevan a cabo la labor de interiorismo en estos buques

Los cruceros se han convertido en un modelo vacacional muy popular en los últimos años, con una tasa de crecimiento anual del 11,97% y que, según datos de Technavio, superará los 4 mil millones de dólares en 2026, lo que supone un gran impacto en la economía turística global.

Lejos queda aquella época de Titanic (1912), en la que viajar en crucero era algo al alcance de unos pocos, pero en cierta manera aún conserva esa esencia lujosa que en ocasiones roza lo extravagante en el diseño de los espacios, y que nos hace sentir como si estuviésemos formando parte de una película. ¿Cuál es el motivo?

"Escalera principal del barco Titanic"
Imagen tomada de archivos de Titanic Foundation.

Quizá sea porque no existen hoy en día muchos puertos de escala preparados para acoger a un barco de semejantes dimensiones, o con el turismo de masas que eso supone para una ciudad (de hecho, los gobiernos de algunas ciudades como Venecia lo han prohibido recientemente). Tienen que cumplirse varias condiciones, como que las tasas portuarias sean viables económicamente y que la estancia no implique un alto precio del combustible. Cuadrar todos estos factores para elegir los puertos y conformar el itinerario no es algo obvio ni inmediato, y la conclusión suele ser que el barco permanezca mucho tiempo en navegación.

Con el fin de maximizar su rentabilidad, es tan importante desarrollar el máximo número de actividades a bordo para entretener a los más de 3.000 pasajeros durante una media de 7 días de navegación, como esforzarse en alcanzar unos estándares elevados en el diseño de los espacios. La armonía, las proporciones o la practicidad no son suficientes cuando la finalidad es no pasar desapercibidos, por lo que se necesitan luces, colores, texturas y geometrías que, de algún modo, en su conjunto generen ese efecto hipnótico que nos incite a consumir en esos bares y restaurantes, a pasárnos por el casino y la sala de cine, la discoteca, el spa, la joyería, el teatro, etc.

"Interior del teatro del MSC Fantasía"
Interior del teatro MSC Fantasía, foto de Alba Godoy.

Esta labor se lleva a cabo por un equipo multidisciplinar de ingenieros, arquitectos e interioristas, muchos de ellos especializados exclusivamente en diseño de embarcaciones. Es curioso que las navieras no contratan, por norma general, a un mismo equipo para diseñar el interior de todo el crucero, sino a varios. En el caso de Costa Cruceros, por ejemplo, ha confiado el diseño de sus barcos a 4 grandes firmas de enorme prestigio.

Por un lado, ha encargado el diseño del casino, restaurantes, bares y lounges a Jeffrey Beers International, estudio con amplia experiencia en restaurantes y hoteles, en el que trabajan arquitectos y diseñadores de interiores, pero también pintores, diseñadores gráficos e incluso escultores. A Dordoni Architetti les ha contratado el diseño de camarotes, pasillos, escaleras y gimnasio, para darle ese toque italiano que les caracteriza; y a Partner Ship Design varios restaurantes, cubiertas superiores y zonas de piscina. Rockwell Group, empresa con oficinas en Nueva York, Madrid y Shanghai, que lleva a sus espaldas proyectos como el Westin Palace en Madrid o el teatro de Ted Talks en Vancouver, ha sido elegido para diseñar un atrio de 3 pisos con varios locales de hostelería en el crucero.

"Espacio de restauración diseñado por Jeffrey Beers en un barco de Costa Cruceros"
Interior de Costa Cruceros, por Jeffrey Beers.

Es evidente que las grandes navieras no dejan al azar el diseño de sus buques, ni lo confieren a cualquiera, pues saben que necesitan una buena imagen para venderse lo mejor posible y participar en un mercado con grandes competidores. El próximo paso será llegar a un diseño no sólo atractivo sino también eficiente energéticamente, que minimice sus emisiones de CO2, y este paso no debe de estar muy lejos ya que en este 2022 Zaha Hadid Architects ha creado Oneiric, el "yate del futuro". Su diseño orgánico se inspira en la fluidez de las olas desmaterializándose en el mar, pero lo más interesante es que es capaz de navegar durante 24h en modo eléctrico, sin emisiones, monitorizado por Inteligencia Artificial. No se trata de un crucero pero es un primer paso para poder llegar a un turismo más sostenible.

"Oneric el barco del futuro creado por Zaha Hadid"
Yate Oneiric. Imagen de ZHA / Rossinavi.

 

Fotografías de Royal Caribbean, National GeographicJeffrey Beers, Zaha Hadid Architects.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.